Hogar

Cómo eliminar el sarro de tu inodoro fácilmente

El inodoro es uno de los sitios más sucios de una casa por obvias razones, y por tal razón es importante mantener una limpieza constante en él. Este es uno de los elementos más utilizados en el día a día por cada uno de los miembros del hogar, por lo que es normal que deseemos que siempre se encuentre limpio y con buen olor para no sentirnos incomodos al utilizarlo, pero sobre todo, es imprescindible que esté desinfectado y libre de suciedad.

Una de las bacterias más comunes en un inodoro es el sarro, que se produce por la acumulación de gérmenes, la humedad y otras sustancias varias que se mantienen en la superficie del mismo. El sarro se presenta en forma de manchas que se mantienen de manera intacta en el inodoro si no son limpiadas de la manera correcta.

Existen un sinfín de productos para la limpieza de un inodoro, que son capaces de eliminar las manchas de sarro más difíciles y longevas, sin embargo, es usual ver como en muchos hogares prefieren optar por estrategias de desinfección más artesanales y hechas con ingredientes que se pueden encontrar en cualquier casa.

Si en tu familia están más balanceados hacia esa forma de limpieza, entonces has llegado al lugar indicado, pues en este artículo te vamos a ofrecer algunos consejos para limpiar el sarro de tu inodoro sin gastar mucho dinero y con ingredientes de tu propio hogar.

Vinagre blanco con limón

El limón, es un desinfectante y limpiador natural por excelencia, pues su composición cítrica elimina todo tipo de bacterias y es capaz de limpiar hasta el sarro más viejo.

Esto, sumado a los ácidos del vinagre, crea una mezcla excelente para descomponer cualquier bacteria en tu inodoro. Con media taza de vinagre y el jugo de un limón será más que suficiente para conseguir la tarea.

Refresco de cola con bicarbonato

Es refresco de cola es una de las herramientas más insólitas y fuera de lo común que puedes utilizar para limpiar tu inodoro, pero por muy increíble que te parezca, si funciona, y lo hace de una manera excelente.

Gracias a la composición química que esta bebida contiene, que sumada al bicarbonato, crean al peor enemigo del sarro, no solo en un inodoro, sino en cualquier superficie del hogar.

Necesitarás una lata de refresco, una taza de vinagre blanco y tres cucharadas de bicarbonato de sodio. Viertes cada uno de los ingredientes por separado en el inodoro, lo dejas actuar por 30 minutos y luego cepilla.

Con estos consejos te aseguramos que tu inodoro quedará reluciente, limpio, como nuevo y sin ninguna mancha de sarro visible. Inténtalo y conoce el poder que la mezcla de ingredientes caseros puede lograr.

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver