Salud

Laurel contra la ansiedad: un remedio de mil años

Desde hace milenios se sabe que el laurel es una alternativa para calmar la ansiedad. No obstante, si esta planta se consume directamente puede ser tóxica, por lo que hay que saber prepararla para evitar posibles inconvenientes de salud al consumirla.

Por lo antes explicado, sucede que el laurel solo se usa como condimento, en vahos así como en diversas infusiones. Empero, a la hora de comer o beber cualquier platillo o bebida con esta planta, es obligatorio retirar las hojitas de la misma, de manera que solo probemos su sabor o algunas de sus sustancias impregnadas en los alimentos. La hoja es nociva para la salud, por eso hay que quitarla luego de cualquier preparación.

Propiedades del laurel, toda una suma de ventajas

Desde hace muchos siglos, los seres humanos han usado el laurel como tónico estomacal. Además, es un buen digestivo siendo además capaz de desinflamar los órganos del cuerpo con facilidad. Gracias a su fragancia, los alimentos resultan más apetitosos por lo que es útil para personas que padecen de problemas para comer.

Por otra parte, es un magnífico relajante. Se sabe que la gente estresada o presa de un ataque de nervios, se calma si respira los vapores de una olla donde hierven hojas de este organismo vegetal. Este proceso de inhalación también es usado en numerosos tipos de aroma-terapias, ya que se sabe que eliminan flemas y limpian bacterias del tracto respiratorio.

Igualmente, sucede que esta planta ayuda a mejorar el sistema cardiaco. Esto se debe que disminuye los ritmos del corazón, controla ciertas arritmias y posee ácido cafeico, siendo esta una sustancia que cuida el corazón y le otorga vitalidad.

Una receta para controlas el estrés con hojas de laurel

Se trata de una preparación muy sencilla, económica y que se logra realizar con facilidad en cualquier cocina. Sus ingredientes son:

  • 1 litro de agua.
  • Media decena de hojas de laurel.
  • 2 ramas de canela.

Es muy sencillo. Solo debes dejar el hervir el agua y agregar el agua y la canela. Acto seguido, dejar enfriar por espacio de unos 20 minutos. Luego, lo único que se debe hacer es beber esta infusión con sorbos lentos (luego de haberla colado) y notarás de inmediato el pulso empieza a bajar, que el cuerpo se relaja y que es posible controlar el nerviosismo. Sin duda, el laurel tiene muchos efectos positivos. Solo es necesario saber usarlo y consumirlo con cuidado.

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver