Hogar

Aprende a limpiar tú hogar sin quimicos

CRÉDITOS DE IMAGEN: SHUTTERSTOCK

La limpieza del hogar no debería tornarse complicada para nosotras, la mayoría de productos lastiman las manos y nos dejan la piel seca, esto se debe a la cantidad de químicos que no deben tener contacto con la piel, utiliza productos naturales y que tú misma puedes hacer en casa.

El beneficio de la limpieza sin químicos es que ahorras tiempo, dinero y cuidas el medio ambiente, además no tendrás reacciones alérgicas en nuestra familia, el uso de productos naturales te vuelve una amiga de la naturaleza y es una alternativa que a futuro se empleará en todos los hogares.

Hoy en Vive Sanamente queremos darte varios tips para que realices la limpieza de tu hogar sin ningún tipo de químico, ahorres tiempo y dinero que antes gastabas para comprar los productos de limpieza y convertirte en una amiga del medio ambiente.

1) Limpieza de la vajilla

La vajilla la usamos a diario y en algunas ocasiones no queda tan limpia como parece y esta es muy propensa a bacterias y hongos nocivos para nosotros mismos, para quitar la suciedad lo mejor es el limón gracias a que tiene propiedades desinfectantes, blanqueadoras y corta grasa hace un gran trabajo con la limpieza de la vajilla.

Lo que necesitaremos son 3 cucharadas de jabón blanco biodegradable,, 3 litros de agua, media taza de vinagre blanco y un limón. Su preparación inicia disolviendo el jabón en el agua, el vinagre y después el zumo del limón, mezcla todo, pon los platos en la mezcla y lava como de costumbre, verás como la vajilla brilla por su limpieza.

2) Las ventanas

Existe una forma increíble para reemplazar los limpiavidrios que venden, la mayoría sabe que con un poco de papel periódico y agua estos quedan bien, a veces esta forma no sale como queremos y es gracias a que el vidrio se encuentra manchado, otra forma para limpiarlo es esta, toma nota.

Los ingredientes que necesitas son una cucharadita de bicarbonato de sodio, medio vaso de agua y un recipiente que tenga atomizador. Vierte el bicarbonato en el agua y ponlo en el recipiente, revuelve, ahora esparce el liquido sobre el vidrio y frótalo con un paño o una hoja de periódico seca.

3) Pisos y encimeras

Lo que siempre permanece en contacto con bacterias es la cocina, es la que más se le adhiere la suciedad, si no se tiene una limpieza adecuada los alimentos que se preparan hay pueden infectarse y enfermarnos, la mejor solución es el bicarbonato de sodio y el vinagre.

Ya conoces algunas propiedades del bicarbonato y el vinagre, es una mezcla perfecta para quitar bacterias y manchas, solo vas a necesitar media taza de vinagre, media taza de agua, dos cucharadas de bicarbonato y una cucharada de aceite esencial de pino (opcional).

Introduce los ingrediente en un recipiente de tamaño mediano, revuelve para que estos se mezclen bien y no se hagan grumos, ya una vez listo vierte la mezcla sobre las superficies que quieres que estén más limpias, frótalo con un paño, esponja o un cepillo, enjuaga y seca, verás que ya esta limpio.

4) Refrigerador

Todo lo que no consumimos y no queremos votar va al refrigerador, estos despiden olores que se le impregnan y después son difíciles de quitar y volver a darle ese olor a limpio, evita la contaminación y los malos olores con este truco.

Los ingredientes que necesitas son dos cucharadas de bicarbonato de sodio y media taza de agua. Mezclalos, que el bicarbonato se disuelva, con un paño esparce la mezcla por todo los lados del refrigerados y déjalo que actúe unos 10 minutos, vuelve a frotar con un paño para quitar los residuos, de esta manera matas bacterias y eliminas los malos olores.

Si quieres prevenir que el mal olor vuelva pronto solo pon unos granos de café o unas cuanta rodajas de limón y listo, disfruta su frescura y buen olor.

5) Azulejos del baño y ducha

Lo segundo que más convive con bacterias en el hogar es el baño, esto se debe a la humedad, este tipo de ambiente crecen hongos y moho, existe una forma sencilla de eliminar los hongos y quitar el moho sin mucho esfuerzo.

Nuestro ingrediente protagonista vuelve hacer el bicarbonato de sodio, solo necesitas media taza de este, un curto de agua oxigenada y una cucharada de jabón líquido. Vierte el bicarbonato en el agua oxigenada, espera que la espuma que forma desaparezca, agrega el jabón y mezcla todo.

Tras haberlo mezclado bien, con un paño humedecido en la mezcla frótalo por toda la superficie, puedes ayudarte por una esponja, si las manchas no salen deja que actúe la mezcla por unos 10 minutos y vuelve a limpiarlas con el paño, enjuaga y verás el cambio inmediato.

Todos los trucos que acabas de conocer son completamente naturales y no van a ser tóxicos para ti ni para tu familia, además te ayudarán con la limpieza y la facilitará.

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver