Salud

Prevenir y detectar a tiempo los quistes en los ovarios

Estos quistes son pequeñas bolsas de agua que se forman dentro de los ovarios. Aparecen gracias a que se forman folículos en la maduración de estos órganos, es decir, durante el proceso de creación de los óvulos.

Sucede que estos últimos vienen cubiertos dentro de estos folículos, los cuales se rompen cuando se libera el óvulo y luego sus restos son absorbidos por el organismo. Si esto no ocurre, los fragmentos del folículo entonces se convierten paulatinamente en quistes.

Estos quistes suelen aparecer en féminas que tienen fases menstruales irregulares, que se someten a complejos tratamientos de fertilidad, o que padecen desajustes hormonales por factores genéticos.

¿Cómo se detectan los quistes en los ovarios?

Es importante saber cuándo se está en presencia de quistes en estos órganos del cuerpo femenino, pues los mismos pueden degenerar en un cáncer o derrames sanguíneos.

De hecho, cuando sangran al romperse, desencadenan un dolor intenso. Igualmente, generan malestar cuando la mujer tiene la menstruación o tiene relaciones sexuales. Otros síntomas que pueden generar son los siguientes:

  • Nauseas continuas.
  • Sensibilidad y ardor en los senos.
  • Aumento de peso por descompensación hormonal.
  • Dificultad para orinar.
  • Fiebres recurrentes.
  • Hinchazón en la zona lumbar.

Hay que estar atentos a cualquiera de los síntomas antes mencionados para asistir a consulta médica de inmediato. Sin embargo, también se pueden tomar algunas medidas preventivas como las que indicamos a continuación.

Prevención de quistes en los ovarios

Hay varias de maneras de evitar lo más posible esta afección. En primer lugar, se recomienda una dieta sana y balanceada, con predominio de alimentos ricos en vitaminas y minerales, especialmente zinc, vitamina B y C. Este tipo de dieta colabora a mejorar el sistema hormonal, mismo que es el responsable de una correcta menstruación y vida sexual saludable. De ese modo, se evitan problema de fertilidad o de acumulación de folículos en la matriz.

Otra gran alternativa es hacer ejercicios con regularidad. Estos favorecen la regularización del ciclo hormonal, asimismo se evitan dolores en los ovarios y cualquier líquido acumulado en los mismos circula con rapidez debido al continuo movimiento del cuerpo. Se trata de una solución sencilla, que además estimula la salud integral del organismo femenino.

Finalmente, nos resta recomendar chequeos médicos paulatinos para descartar cualquier tipo de inconveniente. Recuerda que el cuerpo de la mujer es complejo y necesita ser revisado con atención, esmero y cuidarlo con mucha autoestima.

Considera unirte a nuestro FanPage
Comentarios

Es Tendencia

Volver